Muere el actor Bob Hope a los 100 años
El célebre actor cómico Bob Hope falleció hoy a los 100 años de edad, según informó su publicista.obre las ciudades de Najaf y Kerbala se saldaron con 13 muertos y 59 heridos.

Hope murió en su residencia de Los Angeles a las 09H28 del domingo (04H28 GMT) en compañía de su esposa Dolores y su familia, dijo Ward Grant, asesor y amigo del comediante durante 31 años.

Hope, una de las figuras del entretenimiento más conocidas y amadas de Estados Unidos, había celebrado en mayo su centenario, ocasión en que el presidente George W. Bush creó un nuevo galardón especial para honrar su "inquebrantable patriotismo y dedicación".

El comediante, que estaba casi sordo y ciego, y tenía problemas de comunicación, había nacido el 29 de mayo de 1903 en una familia numerosa en Eltham, Inglaterra. En 1998 recibió de manos de la reina Isabel II un título nobiliario honorífico en reconocimiento por su trabajo.

Héroe de soldados
La ingeniosa carrera de 75 años de Hope lo convirtió en uno de los artistas más queridos de Estados Unidos y en un héroe sin igual para los soldados, a quienes el actor entretuvo durante medio siglo.

Cuando su compañero de comedia, Phyllis Diller, preguntó hace algunos años si a alguien le gustaría llegar a los 100 años, Hope contestó: "A cualquiera que tenga 99". Su éxito comenzó en 1940, junto a Bing Crosby y Dorothy Lamour, con "Road to Singapore" (Ruta de Singapur), película que inició una de las series más exitosas de la historia del cine cómico. Durante 70 años, Hope arrancó carcajadas a tres generaciones con filmes como "El castillo maldito" (1940), "Mi rubia preferida" (1942), "La princesa y el pirata" (1944), "Rostro Pálido" (1948), "Faldas de acero" (1956), "Soltero en el paraíso" (1961) o "Cerveza para todos" (1968).

Pero para muchos estadounidenses Hope era sobre todo conocido por su incondicional apoyo a la tropas norteamericanas desplegadas en todos los rincones del mundo, a las que visitó desde la Segunda Guerra Mundial hasta la Guerra del Golfo, pasando por Corea y Vietnam.

Cuando un amigo le preguntó por qué no se retiraba y pasaba su tiempo pescando, simplemente replicó: "Porque los pescados no aplauden". Tras una extensa carrera, Hope finalmente bajó su ritmo de trabajo en 1996 para dedicarse a su esposa de 69 años, Dolores, y a su gran pasión, el golf.

 

 

por cortesía de

 

 

Sitio Web optimizado para una resolución de 1024x768 pixels.
Diseñado por ABRACADABRA, La magia del Diseño